Historia de TUZSA 4ª Parte

Las décadas de los años 30, 40 y 50, marcadas por la guerra civil, la segunda guerra mundial y la posguerra, fueron complicadas en España y en Europa, pero la empresa se supo adaptar a las circunstancias manteniendo un servicio eficaz y económico pero sin renunciar a realizar esfuerzos en la innovación cuando invirtió en el primer intento de implantación de los trolebuses.

Trolebus

Trolebús

En torno a 1959 se inicia el proceso de supresión de la red tranviaria y la sustitución de éste por trolebuses, con un periodo de convivencia de ambos medios.

En los años 60, la necesidad social de mantener unas tarifas bajas en el transporte…impidió que las sociedades operadoras del transporte urbano, bien fueran de capital público, bien fueran de capital privado y concesión administrativa, dispusieran de financiación suficiente para renovar sus vehículos y menos para acompañar a la explosió

Trolebús de dos pisos

Trolebús de dos pisos

n de los ensanches urbanos y extender sus vías y catenarias a los nuevos barrios que el crecimiento de las ciudades producía.

Así, en Zaragoza como en otras ciudades no fue posible prolongar el tranvía desde el Parque hasta los barrios de Casablanca y de las Nieves, ni llevar las líneas de la avenida de Madrid hasta los Enlaces.

Fue en esos años cuando muchas administraciones municipales, todavía muy alejadas de considerar que un servicio de transporte necesitaba de aportaciones en sus presupuestos, tuvieron que hacerse cargo de empresas de servicios urbanos de transporte abandonadas o en situación de quiebra en muchas ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga…). Pero los Tranvías de Zaragoza, resistió y evitó que el Ayuntamiento de Zaragoza tuviera que enfrentarse a sufragar pérdidas tan importantes como las que en aquellos años sufrieron muchas empresas españolas de transporte urbano.

La llamada de auxilio de los ayuntamientos al Estado no fue atendida, y sin medios económicos no era posible ni siquiera el mantenimiento de las vías, con descarrilamientos cada vez más frecuentes, material móvil cada vez más obsoleto… y todas las ciudades españolas tuvieron que ir sustituyendo los tranvías por autobuses (un modo más económico, entonces más fiable y, sobre todo, más flexible para financiarse a corto plazo y llegar a los nuevos barrios que la emigración del campo a la ciudad empezaba a producir en esa época…).

Seddon

Zaragoza fue la última ciudad en completar ese cambio, inevitable por causa de la inexistencia de una solución financiera para el transporte urbano de esos años, pero tuvo que hacerlo en 1976, cuando la expansión del uso del automóvil hizo caer en toda España la utilización del transporte colectivo…

De las 16 líneas que componen la red, 12 son de tranvía, el resto trolebús y autobús. La situación se va invirtiendo y en abril de 1971 ya sólo prestan servicio cinco líneas de tranvía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s